Archivo de la categoría: Crónica de tequio

Regresar a donde se empezó

Por Isadora Bonilla

Este domingo 2 de marzo se llevó a cabo el Laboratekio “El Edén de Petén” en lo que fuera la primera sede de Laboratekio en el 2011.

Hacía casi tres años que el huerto de Petén había comenzado a sembrarse y aunque no estuvo cuidado regularmente las bases y las estructuras que se sembraron servían todavía muy bien para su uso renovado. Me sentí contenta de volver. Casi no voy a tequios últimamente porque estoy cansada los fines de semana, sólo que este me sobrepuse a la flojera y salí a visitar Petén, y a Laboratekio. Y volví muy animada y feliz de encontrar nuevos y viejos amigos.

Yo llegué un poco tarde y encontré al equipo trabajando en la azotea del espacio, acomodando tierra en huacales, organizando plantas, acomodando macetas y limpiando el lugar pues ya era hora de la comida y además extrañamente comenzaba a chispear.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Se hizo una breve coperacha y algunos partimos a comprar verduras y pasta para empezar a cocinar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En realidad cuando llegué ya estaban guardando todo, y no supe qué hacer así que me puse a tomar fotos y a bailotear por todos lados husmeando y picando los ingredientes de la cocina (no lo hagan, es malvado) y cuando llegó la hora de la comida pude por fin platicar con varios asistentes, habitantes de la casa, anfitriones del tekio, Rolando el distribuidor minimalista de flores, Jennifer, una panadera con una gran conciencia social que nos regaló de pan para el postre (orgánico, integral de a de veras) y delicioso, y Hugo que tiene un hermoso proyecto de plataforma de creación de animación stop motion para proyectos sociales (amor total).

Indiana, la habitante coordinadora de esta temporada de Laboratekios en Petén es muy chida. ¡Parece que seguiremos convocando a Tequios!

Estando un ratito en este tequio, conociendo gente que tiene proyectos muy vivaces, con una gran conciencia y ganas de trabajar y modificar para bien nuestro entorno, recordé que los tequios no sólo son espacios de trabajo manual, no sólo construimos huertos, construimos otro mundo más solidario, que abre las puertas a nuevas formas de convivir, trabajar, crecer.

Huerto Rizoma ¡El primer Tekio del año!

El día sábado 01 de febrero compartimos en el primer Laboratekio del año. Nos juntamos más de veinte personas de acuerdo a los principios de colaboración y solidaridad, y juntos apoyamos en la construcción de un huerto urbano en la Narvarte.

Además, Nancy Juglar nos habló sobre su experiencia en un taller sobre permacultura con el nieto de Bill Mollison. También intercambiamos semillas, vimos un documental sobre cómo las empresas privadas se quieren apoderar de nuestra alimentación, elaboramos bombas de semillas y aprendimos de las experiencias de cada quien en sus respectivas prácticas sociales. Fue una gran jornada ¿Te apuntas al próximo Tekio?